El Aissami podría ser la ficha del chavismo en las elecciones presidenciales de 2018

Share on FacebookTweet about this on TwitterComparte la noticia

Tareck El Aissami es uno de los máximos defensores del chavismo, algo que le viene casi de cuna. Es abogado y criminólogo y fue uno de los hombres de confianza de Hugo Chávez. Por su juventud es visto como uno de los posibles sucesores en el liderazgo del chavismo.

Share Button

El Aissami era desde 2012 gobernador del estado Aragua. No es un estado cualquiera, ya que se le considera la cuna de la revolución bolivariana.

Foto: Prensa Presidencial.

En Aragua están los cuarteles de los que salió la insurgencia fallida del 4 de febrero de 1992, que supuso la prisión para Chávez, pero también su salto al escenario político. Seis años después se impuso por la vía electoral y democrática.

Tras situarse ahora como segunda máxima autoridad del Ejecutivo, El Aissami asumiría la presidencia en el caso de que en los dos últimos años de mandato Maduro llegara a dimitir.

Con 42 años, Tareck El Aissami se sitúa ya en posición para un eventual relevo futuro al frente del chavismo.

“Tiene una imagen más fresca que la del resto de dirigentes del PSUV (Partido Socialista Unido de Venezuela)”, dijo a BBC Mundo Nícmer Evans, politólogo durante años cercano al chavismo que impulsa una corriente crítica con el gobierno y la oposición e impulsor de una tercera vía llamada Marea Socialista.

Según Evans, El Aissami ahora tiene una misión cuyo éxito lo puede colocar en primera línea para las elecciones presidenciales de 2018.

“Para poder ganar ese mérito debe demostrar ser la pared de contención que evite cualquier tipo de desestabilización y que Nicolás Maduro llegue hasta 2018. Para eso tendrá que hacer cualquier cosa”, analizó Evans.

“Deberá frenar cualquier desestabilización o terrorismo. Lo interesante es saber qué es terrorismo para el gobierno”, agregó.

Con información de BBC.

Deja tu comentario